lunes, 9 de junio de 2014

El despróposito español. Industria señala a Endesa: cuatro millones de contadores instalados, pero ninguno sirve.

El Ministerio de Industria guarda como si fuera un informe clasificado los datos técnicos de la investigación realizada por la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) sobre los nuevos contadores inteligentes, que son fundamentales para abaratar el recibo de la luz. La nueva metodología de precios eléctricos adoptada por el Gobierno, que entrará en vigor a partir del 1 de julio, permite ajustar los consumos a conveniencia de cada cliente, pero para ello es fundamental que las empresas cubran el parque total de los nuevos equipos de medida.
El retraso en la implantación y adecuación de los contadores electrónicos ha sido denunciado en repetidas ocasiones desde altas instancias oficiales, aunque hasta ahora no se conocía ningún detalle concreto sobre las cifras que manejan los responsables de la política energética en España. El estudio que está sobre la mesa de trabajo del ministro José Manuel Soria señala que a fecha de 31 de diciembre de 2013 sólo se habían instalado 7.910.569 equipos con capacidad de telemedida y telegestión. Este número representa menos de un tercio de los 27.840.569 clientes con potencia contratada de hasta 15 kW y que son susceptibles de disponer de dichos contadores en España.